• logo1.jpg
  • logo2.jpg

Última Hora

Martes, 10 Mayo 2016 01:14

JUANITO... DE MALAS, ESTAS PILLAO!!! Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(5 votos)

No es fácil guardar el silencio cuando el silencio es una mentira. -Víctor Hugo... Esta frase ha impulsado mi carácter como periodista, para hacer pública una denuncia ciudadana, respecto al posible actuar mentiroso e ilegal, de un Funcionario en quien su jefe ha depositado total confianza.

 

 

Thomas Jefferson dijo: “La clave de un buen gobierno se basa en la honestidad”; por esta razón me parece intolerable que un gobierno con falencias pero bien intencionado como el actual, en donde precisamente hace una año, realizara su lanzamiento de campaña Con el lema ‘Manos Limpias’ y un duro ataque contra la corrupción; hoy ya en el ejercicio del poder, se encuentren funcionarios de alto rango, que de una u otra manera violan y trasgreden los postulados con los que el entonces candidato y hoy alcalde de Ibagué Dr. Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, hiciera pública su aspiración a la Alcaldía de Ibagué, entre otras con las siguientes denuncias y consignas:

 

- “La gente está fastidiada, todos piden una alcaldía diferente, una administración sin roscas”.

- Denunció que la ciudad ha sido tomada “por una mafia de políticos que solo buscan su lucro personal”.

 

* A estas denuncias y consignas, se suman algunos compromisos en  el programa de gobierno que presentó el entonces candidato, hoy alcalde Jaramillo dentro de los cuales encontré los siguientes fragmentos:

 

- Me comprometo a conducir, y poner al servicio de Ibagué, un gobierno pulcro, eficiente y transparente, con cero tolerancia a la corrupción.

- La ciudad contará con un equipo de gobierno idóneo y técnico, capaz de formular, gestionar y ejecutar los proyectos estratégicos para la ciudad, de manera oportuna y eficaz, que facilitará el control social permanente por parte de la comunidad.

- Necesitamos entre todos proponer un nuevo gobierno que promueva la transparencia, la equidad, la justicia, la dignidad humana, el respeto por las instituciones, que sea capaz de recuperar la confianza de la ciudadanía.

- Me comprometo a conformar un gobierno de puertas abiertas al diálogo, que rinda cuentas, que proteja los recursos del erario municipal, así como los bienes e instituciones públicas.

- Aspiro a que mi gobierno sea identificado y recordado como aquel que contribuyó a la construcción colectiva de un Ibagué verde, sano, productivo y en paz, y que recuperó la legitimidad, la credibilidad y la confianza de la sociedad en sus gobernantes y en las instituciones municipales.

- Convoco con respeto y aprecio a quienes habitamos la capital musical de Colombia, a emprender con todo el corazón, esta cruzada por la ciudad sana, educada, verde, inclusiva, productiva y en paz que todos soñamos.

 

Teniendo como preámbulo y fundamento lo anterior; mi sentimiento de respeto por el actual Alcalde y mi profundo amor por Ibagué, me obligan de hacer visible lo que tal vez algunos sepan pero pasan por alto llamado traición a la confianza; tal vez algunos conozcan pero NO denuncian o sencillamente tal vez estemos frente a un concierto de voluntades, para ocultar y engañar al mandatario con verdades a medias, sobre el comportamiento público y privado de unos de los funcionarios de más responsabilidad y confianza pero a su vez el más controvertido del actual gobierno; me refiero al Dr. JUAN VICENTE ESPINOSA REYES, Secretario de hacienda municipal.

 

“Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.-Séneca”... Esta frase parece pare que cae como anillo al dedo al comportamiento personal y como funcionario del Dr. Espinosa, quien como lo revelamos y se puede evidenciar las fotografías y videos, en la actualidad conduce y se moviliza en un lujoso Mercedes Benz C200 Kompressor modelo 2010, color Gris Tenorita Metalizado de placas RAO 508. Hasta allí las leyes no le prohíben al funcionario, el tener o transportase en este lujoso vehículo; de no ser por el PEQUEÑO DETALLE que  SÍ le está PROHIBIDO… CONDUCIR vehículos.

 

Y es que nos dimos a la tarea de investigar una denuncia ciudadana, según la cual el Secretario de Hacienda del Municipio de Ibagué Dr. JUAN VICENTE ESPINOSA REYES, estaría engañando y de paso haciendo quedar muy mal al Alcalde Jaramillo, al ocultarle que su licencia de conducción está suspendida desde el pasado 01de junio de 2013 hasta el 12 de diciembre de 2016, “por conducir bajo estado de embriaguez”. Pues es de recordar que el propio Alcalde, ya ha expresado públicamente su concepto frente a los “borrachos” , la “corrupción” y la “violación a las leyes”, más aún si son emanadas de una de sus propias dependencias como lo es la Secretaría de Tránsito Municipal, como nos lo hace resaltar la persona denunciante; quien manifestó de paso, que la falta de HONESTIDAD de quien hoy es el encargado del erario municipal, hizo que en vez  de comunicar al Mandatario sobre la SUSPENSIÓN DE SU LICENCIA DE CONDUCCIÓN, lo engañara asumiendo la ilegal conducción de su vehículo y el mal ejemplo al ciudadano, dejando de lado la posibilidad de emplear uno de los conductores adscritos a la alcaldía municipal.

 

Indagando e investigando la veracidad de la anterior denuncia, nos encontramos con el PEQUEÑO DETALLE, según el cual el Dr. JUAN VICENTE ESPINOSA REYES  identificado con Cédula de Ciudadanía No. 79474395, aparece reportado en las páginas de consulta del SIMIT y el RUNT con las siguiente observaciones:

 

1-   La licencia de conducción de 3 categoría correspondiente al documento de identificación 79474395 a nombre de JUAN VICENTE ESPINOSA REYES se encuentra suspendida por providencia expedida por el organismo de tránsito de Ibagué en fecha 01/06/2013, por lo tanto no puede entre las fechas 01/06/2013 y 12/12/2016 gestionar expedición, renovación, refrendación, duplicado o recategorización de licencia de conducción.

 

2-   Una Fotomulta realizada el 10-12-12 en Calarcá, Resolución No. S9648 por $518.475 pendiente de pago a la fecha.

 

3-   Una Fotomulta realizada el 13-12-12 en Calarcá, Resolución No.S10371 por $518.252 pendiente de pago a la fecha.

 

 

 

Por lo anterior es evidente que el Dr. Espinosa estaría incurso en varias situaciones NO propias de un FUNCIONARIO, encargado de salvaguardar y velar por las finanzas y arcas de la Administración del alcalde Jaramillo, quien ha jurado guerra sin cuartel a los hechos de corrupción, vengan de donde vengan y trátese de quien se trate… NOTA del Editor: “Será que por estas Fotomultas, el Dr. Espinosa no estuvo de acuerdo con su implementación”

“Las mentiras meten a la gente en problemas, pero la honestidad es su propia defensa.-David Huddleston”… al parecer aquí no hubo esa HONESTIDAD por parte del Funcionario!!!

 

* Pasando al plano ÉTICO y de VALORES encontramos que un funcionario es una persona que desempeña un empleo público, es un trabajador que cumple funciones en un organismo del Estado y  ese funcionario está sujeto al estricto cumplimiento y acatamiento de la Constitución y las Leyes  conforme al juramento del día de su posesión y observando con minucia la aplicación del código de ética.


Pero ¿QUE ES EL CÓDIGO DE ÉTICA? ES UN DOCUMENTO DE REFERENCIA QUE ESTABLECE PAUTAS DE COMPORTAMIENTO DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS.

 

OBJETIVO Y CAMPO DE ACCIÓN DEL CÓDIGO DE ÉTICA de la alcaldía de Ibagué: Establece los principios, valores y directrices que  aplicaran en su comportamiento los servidores públicos de la alcaldía de Ibagué, bajo cualquier modalidad, dentro y fuera de la Entidad.

 

PRINCIPIOS ÉTICOS DEL SERVIDOR PÚBLICO ARTÍCULO 209 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA:

Buena fe, Igualdad, Moralidad, Celeridad, Economía, Imparcialidad, Eficacia y eficiencia, Responsabilidad y transparencia.

 

- Definición de VALORES: Los valores son los atributos, cualidades y actitudes fundamentales del comportamiento humano, que permiten una sana convivencia, dan sentido a la vida y otorgan efectos positivos, dignos de admiración.

 

- Características de los VALORES: Permanencia,  Integridad,  Satisfacción, Jerarquía, Trascendencia, Dinamismo, Aplicabilidad, Complejidad, absolutidad

 

- VALORES ÉTICOS de los servidores públicos: Servicio,  Responsabilidad, Lealtad,  Honestidad, Respeto, Productividad, Solidaridad Pertenencia, Justicia, tolerancia.

 

* Código Penal CAPÍTULO OCTAVO

De los Abusos de Autoridad y Otras Infracciones:

- Art. 152. - Abuso de autoridad por acto arbitrario o injusto. El empleado oficial que fuera de los casos especialmente previstos como delito, con ocasión de sus funciones o excediéndose en el ejercicio de ellas, cometa acto arbitrario o injusto, incurrirá en multa de un mil a diez mil pesos e interdicción de derechos y funciones públicas de seis (6) meses a dos (2) años.

- Art. 153. - Abuso de autoridad por omisión de denuncia. El empleado oficial que teniendo conocimiento de la comisión de un delito cuya averiguación deba adelantarse de oficio, no dé cuenta a la autoridad, incurrirá en pérdida del empleo.

- Art. 176. - Favorecimiento. El que tenga conocimiento de la comisión de un hecho punible y sin concierto previo, ayudare a eludir la acción de la autoridad, o a entorpecer la investigación correspondiente, incurrirá en arresto de seis (6) meses a cuatro (4) años.

- Art. 184. - Fraude a resolución judicial. El que por cualquier medio se substraiga al cumplimiento de obligación impuesta en resolución judicial, incurrirá en arresto de seis (6) meses a cuatro (4) años y multa de dos mil a cien mil pesos.

 

Creo en  mi humilde concepto que el Dr. JUAN VICENTE ESPINOSA REYES, ha VIOLADO y TRAICIONADO LA ÉTICA, así como NO respetó los VALORES como Funcionario, más aún teniendo en cuenta su alta Dignidad  como Secretario de Despacho y ejemplo para la ciudadanía Ibaguereña.

 

* Ahora bien luego de estudiado y analizado el comportamiento  como Funcionario Público del Dr. Espinosa Reyes; pasemos ahora a su comportamiento como ciudadano en cuanto a la posible violación sistemática a una Resolución emanada de una Autoridad Competente como lo es la Secretaría de Tránsito de Ibagué:

 

“El Código Nacional de Tránsito Terrestre, Ley 769 de 2002, modificado por las leyes 993 (sic) de 2004, 1005 de 2006, 1239 de 2008, 1281 de 2009, 1310 de 2009, 1383 de 2010 y 1397 de 2010, tiene como sustento constitucional el derecho fundamental que tiene todo colombiano, con las limitaciones que establezca la ley, a circular libremente por el territorio nacional (artículo 24 CP); y en el mandato constitucional según el cual corresponde al Congreso hacer las leyes mediante las cuales deberá cumplir, entre otras, la función de “unificar las normas sobre policía de tránsito en todo el territorio de la República” (artículo 150, numeral 25, CP).

 

¿Qué sanción estipula el Código Nacional de Tránsito para quien conduzca en estado de embriaguez? Además de la sanción pecuniaria equivalente a 30 salarios mínimos legales diarios vigentes, al infractor se le suspenderá la licencia de conducción de acuerdo con el grado de alcoholemia que arroje la prueba que se le realice.

 

El primer grado de embriaguez se encuentra tácitamente estipulado en el artículo 131 literal D inciso 5 y corresponde a una suspensión que oscila entre ocho meses y un año.

 

El segundo y tercer grado se encuentran expresamente decretados en artículo 152, de la siguiente manera: - Para el segundo grado de embriaguez se suspenderá la licencia de conducción entre dos y tres años, adicionalmente deberá cumplir con 20 horas de servicio comunitario donde la autoridad de tránsito lo establezca.

 

Para el tercer grado, la suspensión oscilará entre los tres y los diez años, además de la obligación de prestar servicios comunitarios por 40 horas, y donde la autoridad lo establezca. Vale decir que la reincidencia en un tercer grado de embriaguez es causal para que la autoridad determine la cancelación definitiva de la licencia de conducción.

 

¿Qué sucede con un conductor que es sorprendido conduciendo con la licencia suspendida? La suspensión de la licencia de conducción se realiza mediante una providencia emanada de la Autoridad de Tránsito, y para efectos legales se equipara con una resolución judicial, es decir, que incurrirá en el delito de fraude de resolución judicial quien sea sorprendido por la Autoridad de Tránsito conduciendo con la licencia de conducción suspendida.

 

 

Si un ciudadano que tiene su licencia o licencias suspendidas por una reincidencia y es sorprendido manejando, se expone a una denuncia penal por fraude a resolución judicial y se le inicia un proceso ante la Fiscalía General de la Nación, el cual puede culminar con privación de la libertad.

 

De acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 124 del Código Nacional de Tránsito Terrestre (Ley 769 de 2002, modificada por la Ley 1383 de 2010).

La figura de la reincidencia se define como la comisión de más de una falta a las normas de tránsito en un período de 6 meses, cualquiera que sea la infracción de las contempladas en el Código Nacional de Tránsito. Hasta antes de la reforma de la Ley 1383, la reincidencia se aplicaba únicamente para la misma infracción cometida en el período de 6 meses.

Este procedimiento se aplica de igual manera tanto para conductores de vehículos particulares como vehículos de servicio público.

 

* De acuerdo al anterior párrafo, surgen unas preguntas para las autoridades de tránsito y los diferentes Entes de Control, Fiscalización e Investigación, sobre la posible reincidencia y fraude a Resolución por parte del Dr. JUAN VICENTE ESPINOSA REYES:

 

“¿Si se conduce un vehículo TODOS LOS DÍAS, teniendo la licencia de conducción SUSPENDIDA por Providencia emanada por la Secretaría de Tránsito de Ibagué; entonces podríamos sugerir que el Dr. Espinosa estaría reincidiendo a diario y posiblemente cometiendo un delito?

 

¿Cuál es el procedimiento para definir una reincidencia y suspender una licencia de conducción?

Cuando se tenga conocimiento de la reincidencia por la comisión de dos o más infracciones a las normas de tránsito, en un período no superior a seis (6) meses, la Autoridad de Tránsito competente debe iniciar la correspondiente investigación administrativa, de conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 158 del Código Nacional de Tránsito Terrestre.

 

El actuar desplegado por el conductor (a) conlleva al quebrantamiento de las normas Constitucionales y de orden Legal como la Ley 1696 de 2013 y en especial los Artículos:

`Articulo 26. Modificado por el Art. 7 de la ley 1383 Causales de suspensión o cancelación. La licencia de conducción se suspenderá: (...)3. Por encontrarse en estado de embriaguez o bajo el efecto de drogas alucinógenas determinado por la autoridad competente de conformidad con lo consagrado en el Artículo 152 de este Código. Parágrafo. Modificado por el Art. 3 de la Ley 1696 de 2.013. La suspensión o cancelación de la licencia de conducción implica la entrega obligatoria del documento a la autoridad de tránsito competente para imponer la sanción por el periodo de la suspensión o a partir de la cancelación de ella. La resolución de la autoridad de tránsito que establezca la responsabilidad e imponga la suspensión o cancelación de la licencia de conducción, deberá contener la prohibición expresa al infractor de conducir vehículos automotores durante el tiempo que se le suspenda o cancele la licencia. (...) Artículo 153. Resolución judicial. Para Efectos legales se entenderá como resolución judicial la providencia que impone una pena de suspensión de licencia de conducción.

 

* Conceptos Oficina Jurídica Ministerio de Transporte: Concepto N°. 58510 del 17 de noviembre de 2006. “Examinadas las disposiciones legales enunciadas se tiene que en caso de suspensión o cancelación de la licencia de conducción por conducir en estado de embriaguez, el infractor se ve avocado a la entrega obligatoria del documento en el lugar de los hechos a la autoridad de tránsito competente, entendida como el agente de tránsito, quien determina la situación de flagrancia y por lo tanto, una vez impuesto el comparendo debe retenerla y ponerla a disposición del organismo de tránsito para que se adelante la investigación y sanción correspondiente. Nótese que el precitado parágrafo de la norma en comento exige la entrega obligatoria del documento a la autoridad de tránsito competente para imponer la sanción, la suspensión de la licencia de conducción opera sin perjuicio de la interposición de los recursos por la vía gubernativa, de tal manera que no puede ser otro el espíritu de la ley que ante una situación de embriaguez en flagrancia, exija la entrega de la licencia de conducción para evitar que una persona en tales circunstancias sea un peligro para la sociedad. Lo anterior, sin perjuicio que el investigado pueda controvertir la decisión en audiencia pública a través de los recursos de la vía gubernativa, de esta manera se garantiza el derecho de defensa y el debido proceso y la medida es eficaz porque el infractor no puede continuar conduciendo por el término que le establezcan la sanción.” Comentario del Editor: Se infiere de esta disposición la retención de la licencia como una operación administrativa, es decir, como la consecuencia lógica de la suspensión o cancelación de la licencia, por tanto implica la obligación de la autoridad de tránsito que impone la sanción de retener el documento y mantenerlo en esta situación hasta cuando se cumpla el término de la sanción, implica también la obligación que tienen los miembros de los cuerpos operativos de control, cuando en ejercicio de sus funciones realicen controles en las vías y detecten una licencia sobre la cual pese en firme una sanción de suspensión o cancelación, la obligación de tomar posesión material de dicho documento y ponerlo en manos inmediatamente de la autoridad de tránsito que haya impuesto la sanción.

 

CÓDIGO DISCIPLINARIO ÚNICO-Exigencias en deberes del servidor público en el servicio y en el trato no vulneran los principios de tipicidad, legalidad y debido proceso disciplinario

 

Los numerales 2 y 6 del artículo 34 de la Ley 734 de 2002 o Código Disciplinario Único, consagran para todos los servidores públicos: un deber general afirmativo relativo al cumplimiento del servicio que le haya sido encomendado con las exigencias de diligencia, eficiencia e imparcialidad; un deber general negativo referido a la abstención de cualquier clase de acto u omisión que origine la suspensión o perturbación injustificada de un servicio esencial o el abuso indebido del cargo o de las funciones encomendadas, y una obligación de carácter general de comportarse con respeto, imparcialidad y rectitud en las relaciones interpersonales por razón del servicio público que le haya sido encomendado, deberes y obligaciones que constituyen un desarrollo de las normas constitucionales que son el fundamento de la responsabilidad disciplinaria, sobre los que la Corte encuentra que las expresiones demandadas son fiel desarrollo de mandatos constitucionales y son deberes y obligaciones generales y básicos que están consagrados en la Carta Política o constituyen un desarrollo de postulados de la administración pública y de la responsabilidad disciplinaria; que se encuentran en plena armonía con las finalidades constitucionales propias del derecho disciplinario; que no vulneran en sentido alguno los principios de tipicidad y legalidad rectores del derecho al debido proceso consagrado en el artículo 29 Superior, y que no es cierto que estas expresiones constituyan tipos en blanco o conceptos jurídicos indeterminados respecto de los cuales el operador disciplinario no pueda llevar a cabo una remisión normativa o realizar una interpretación sistemática.

 

POTESTAD DISCIPLINARIA-Finalidad

 

La finalidad de la potestad disciplinaria es asegurar el cumplimiento de los principios que regulan el ejercicio de la función pública, como lo son los de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad.

 

DERECHO DISCIPLINARIO-Concepto/DERECHO DISCIPLINARIO-Finalidad

 

El derecho disciplinario puede concebirse como la forma jurídica de regular el servicio público, entendido éste como la organización política y de servicio, y el comportamiento disciplinario del servidor público, estableciendo los derechos, deberes, obligaciones, mandatos, prohibiciones, inhabilidades e incompatibilidades, así como las sanciones y procedimientos, respecto de quienes ocupan cargos públicos. El derecho disciplinario constituye un derecho-deber que comprende el conjunto de normas, sustanciales y procedimentales, en virtud de las cuales el Estado asegura la obediencia, la disciplina y el comportamiento ético, la moralidad y la eficiencia de los servidores públicos, con miras a asegurar el buen funcionamiento de los diferentes servicios a su cargo. Su finalidad, en consecuencia, es la de salvaguardar la obediencia, la disciplina, la rectitud y  la eficiencia de los servidores públicos, y es precisamente allí, en la realización del citado fin, en donde se encuentra el fundamento para la responsabilidad disciplinaria, la cual supone la inobservancia de los deberes funcionales de los servidores públicos o de los particulares que ejercen funciones públicas, en los términos previstos en la Constitución, las leyes y los reglamentos que resulten aplicables

Respecto de los componentes del derecho disciplinario, éste se encuentra integrado por todas aquellas normas sustantivas y adjetivas que exigen de los servidores públicos y de ciertos particulares, un específico comportamiento en el ejercicio de las funciones públicas, como la disciplina, la obediencia, la diligencia, el cuidado, la corrección y el comportamiento ético en el desempeño de las funciones asignadas y encomendadas a los servidores públicos, con el fin de asegurar la debida prestación y buena marcha de la función administrativa, en desarrollo de los principios constitucionales contenidos en el artículo 209 Superior. Por tanto, las infracciones al cumplimiento de dichos deberes, obligaciones, mandatos y prohibiciones constitucionales y legales para el adecuado e idóneo desempeño de la función pública, deben ser sancionadas disciplinariamente.

 

Sin ser Abogado y en mi condición de ciudadano en ejercicio del Periodismo; Espero que este juicioso análisis comparativo de lo Ético, lo moral, los valores,  lo legal y lo disciplinario; sea una buena herramienta para quienes están en lo público y por ende se encuentran sometidos a la preservación y acatamiento ineludible, del orden Constitucional, legal y normativo. PORQUE ADEMÁS CONSIDERO QUE MAS QUE ELEGIR A UN GOBERNANTE O FORMAR PARTE DE SU GABINETE, SE DEBE AYUDAR A GOBERNAR SALVAGUARDANDO LOS POSTULADOS QUE ESE GOBIERNO ESGRIME A LA LUZ DE LA LEGALIDAD, LA JUSTICIA Y LA EQUIDAD. 

 

 

Visto 7475 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Mayo 2016 14:57

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Nuestros Progamas

Escuche nuestros Magazines  

Solo por los 90.3 de Guasca FM así:

 

Ciudad y Región de Lunes a Viernes de 7:00 a 8:00 Am

Ibagué Vamos Bien Todos los Sábados de 7:30 a 8:30 Am

Visitas

HoyHoy264
AyerAyer341
Esta SemanaEsta Semana1355
Este MesEste Mes16830
TotalTotal774466

Contáctenos1

Visite nuestros nuevos estudios en la CALLE 10 A N 3-29 Tercer Piso

Parque Murillo Toro Diagonal a la Gobernación del Tolima

 

Teléfonos:

2616883 - 3123176513

waguirre@ciudadyregion.com

informes@ciudadyregion.com

Ibagué - Tolima

Background Image

Header Color

:

Content Color

: